El vino de la Feria de Abril

Todo el mundo espera con ansia las vacaciones de Semana Santa. Y muchos lo hacen porque saben que tras el tan deseado descanso, toca celebrar la famosa Feria de Abril, conocida también como Feria de Sevilla. Esta es una de las ferias más famosas e importantes de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Y es que aunque la primavera comience el 21 de Marzo, en el sur de España parece que no empieza del todo hasta que no se celebran este acontecimiento tan esperado, también denominado Fiestas de Primavera de Sevilla.

En el recinto ferial del barrio de Los Remedios se instalan un conjunto de casetas y atracciones. Y junto a la celebración de la fiesta local sevillana también se realizan varias corridas de toros en la plaza de la Maestranza. Es muy común ver carruajes por la zona, con parejas vestidas con el traje de la feria. Ellas por supuesto con sus vestidos de sevillana.

La Feria de Abril en Sevilla: Origen y tradiciones

La Feria de Abril comenzó siendo realmente una feria agrícola y ganadera, propuesta por dos empresarios durante el Agosto de 1846. En sus comienzos, la feria tenía un matiz más de campo, pero con el tiempo ganó popularidad y prestigio y empezó a urbanizarse como consecuencia de la cantidad de asistentes. En 1858, debido al gran número de personas que se acercaban al evento, empezaron a crearse puestos de tabernas y quioscos con aperitivos y juguetes. Ese mismo año, podían contarse 119 casetas, número que fue en aumento año tras año, por lo que podemos hacernos una idea de la importancia y atracción que tenía esta feria durante la segunda mitad del siglo XIX.

LEER  Bodegas PradoRey: El Real Sitio de Ventosilla

Tanto es así que al final las exposiciones y atracciones comerciales a nivel local le quitaron todo el protagonismo a la actividad mercantil que le dio origen. A partir de 1956 la feria de Abril se convirtió en la fiesta como la conocemos hoy en día.

Las tan conocidas casetas también son un símbolo que han evolucionado con el tiempo. Originalmente, eran los recintos donde estaban los animales, lo que vendría a ser un establo. Fue en 1849 cuando el Ayuntamiento creó una caseta que podría equipararse a las de hoy en día. Tenía el diseño de una tienda de campaña y se levantó con el fin de realizar las actividades de vigilancia y orden público. Copiándole el estilo, empezaron a levantarse el resto de casetas, más destinadas al ocio, la venta de alimentos, etc. En la actualidad, pueden contarse hasta más de un millar de casetas, algunas de las cuales cuentan con un tablao flamenco para el baile de las sevillanas.

Feria-de-abril-sevilla

Los vinos y aperitivos en la Feria

Y ahora vamos a lo que verdaderamente nos gusta: comer y el beber durante la feria de Abril. En general, en las casetas se suele servir diferentes tapas de embutidos, mariscos, quesos, tortillas y más variedades. Para la hora del almuerzo, se suelen comer guisos de arroz o carne. La noche del pescaíto (celebrada del Sábado al Domingo) la costumbre es comer calamares, boquerones, pijotas, etc. Y bueno, que no falten los buñuelos y los churros para la hora de la merienda, muy típicos en la feria.

La bebida por excelencia es el vino fino de Jerez, aunque cada vez se bebe más la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda o la cerveza. También es muy popular disfrutar de un rebujito, hecho con manzanilla, mucho hielo, gaseosa con sabor a lima-limón, una bebida refrescante que en esta época del año en la que ya se van notando los calores, siempre sienta muy bien. ¡Olé y que viva la feria de Abril!

LEER  Con qué vino acompañar un gazpacho español

Vinos-feria-de-abril

——————————————————————————————————————————————————————

Más información sobre nuestra empresa:

¿QUIÉNES SOMOS?
PREGUNTAS FRECUENTES
CÓMO COMPRAR
PROMOCIONES
ENVÍO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Tradición, Innovación y Solidaridad: Vinos de Emilio Moro

Vinos que regalar por el Dia de la Madre